Ambientales

Manglar.- Debido a los diferentes tipos de suelo presentes dentro de Parque Nacional Tulum, la vegetación es igualmente diversa. Hacia las zonas más altas se desarrolla una vegetación de tipo selva mediana, mientras que en las partes bajas se desarrollan ecosistemas de humedal a manera de parches entre la vegetación de selva o bien en las secciones cercanas a la costa. Estos humedales presentan elementos de mangle botoncillo (Conocarpus erectus), blanco (Laguncularia racemosa), negro (Avicennia germinans) y rojo (Rhizophora mangle). Separando las selvas de los humedales se desarrolla una vegetación de transición, o ecotono, que presenta especies de ambos tipos de vegetación.

Playas.- La zona costera del Parque Nacional Tulum tiene playas, caletas rocosas y playas arenosas. Justamente en la zona arqueológica amurallada de Tulum se presenta un acantilado rocoso con pendiente, casi vertical, de nueve metros de altura, al pie del cual se forma una estrecha playa arenosa. Esta conformación se extiende por unos cuantos cientos de metros hacia el sur, aunque ahí la franja arenosa se amplía.

Problemática

La construcción de carreteras o la cacería han provocado daños en los distintos ecosistemas del Parque Nacional Tulum, estas actividades afectan a la flora y fauna, y también al ser humano.

La cercanía del Parque con el poblado de Tulum y la infraestructura carretera y de caminos son las principales causas del deterioro de algunas áreas del Parque. Esto facilita el acceso a los recursos naturales para diversos fines, como la obtención de materiales para construcción de casas, elaboración de muebles y cacería.

Hasta hace algunos años, los troncos de diversas palmas y árboles como el chit (Thrinax radiata), la ceiba (Ceiba sp.) y el zapote (Manilkara zapota) se utilizaron intensivamente como material de construcción.

La fauna también ha sido afectada, principalmente por la cacería y la intensa actividad humana. Mamíferos de tamaño mediano fueron cazados intensivamente (no se tiene claro si aún lo son), como el venado cola blanca (Odocoileus virginianus), el venado temazate (Mazama americana), los jabalíes (Tayassu tajacu y Tayassu pecari), entre otras especies comestibles, a pesar de ello aún es posible que se encuentren algunos ejemplares dentro del Parque. Los depredadores más pequeños como el ocelote (Leopardus pardalis), tigrillo (Leopardus weidii), yaguarundi (Herpailurus yagouarundi), viejo de noche (Eira barbara) y cacomixtle (Bassariscus sumichrasti) también pueden haber sido afectados por esas prácticas.

 

Slides

Hábitat de manglares

Sito de anidación de tortugas marinas

Vive su valor cultural y paisajístico

Donde se juega con el tiempo y se trabaja con la naturaleza